Últimas noticias

  Debido al socavamiento de la ladera y a la amenaza de un deslazamiento de  tierra en el sector urbano de Bellavista en Quevedo (fotografía), el alcalde Jorge  Domínguez y el prefecto Marco Troya, suscribieron, la mañana de este  miércoles, un convenio para mitigar los riesgos en esta zona declarada como  vulnerable.

 La medida busca financiar trabajos de protección en toda la ladera del barrio  Bellavista, ubicado a un costado del río Quevedo y a pocos metros del puente  “José María Velasco Ibarra”.

 Según el alcalde Domínguez se protegerá la ladera con material de polímero,  con la finalidad de dar estabilidad al talud y disminuir los riesgos para las  familias que viven en el lugar.

 El financiamiento de la primera etapa tiene una inversión de USD 400.000,  indicó el prefecto Troya, de los cuales el Gobierno Provincial de Los Ríos  aportará con el 30% y el Municipio con el 70%. Los trabajos tendrán una  duración de 45 días.

 “Haremos lo más prioritario por el momento, pero quedan pendientes los  trabajos más grandes para lo que se necesitan alrededor de 2 a 3 millones de  dólares”, afirmó el Prefecto.

En la zona, los habitantes se encuentran muy preocupados por la grave afectación a las estructuras de las casas asentadas a lo largo de la ladera.

Las autoridades dejaron en claro que los trabajos son provisionales y buscarán el apoyo de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), para financiar el proyecto de protección integral del talud.

El Prefecto explicó que los trabajos se realizarán de acuerdo con el plan de estabilización de las laderas, como medida de prevención ante la posibilidad de flujos de agua y lodo en la zona.

Mientras tanto, el alcalde Domínguez dijo que la Municipalidad construye drenajes de aguas lluvias, para evitar que las aguas fluyan por estas zonas.

Asimismo confirmó que paralelamente se trabajarán en la elaboración del proyecto con el debido presupuesto, el cual será presentado a la SNGR.

La reunión se realizó en el área municipal de Gestión de Riesgos, antes Defensa Civil de Quevedo, y contó con la presencia de concejales, funcionarios y con los habitantes de la zona.

 

 

UNIDAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA PREFECTURA DE LOS RÍOS

Desarrollar agroindustrias comunitarias para darle valor agregado a la producción agropecuaria y obtener mejores ingresos económicos que les ayuden a mejorar sus condiciones de vida, es el objetivo de las organizaciones montuvias de la provincia de Los Ríos.

Así lo informó el dirigente montuvio de la parroquia Isla de Bejucal, cantón Baba, Francisco Salcedo Fuentes, quien ocupó la silla vacía durante la sesión del Consejo Provincial, realizada en esa localidad de 10.000 habitantes, cuya mayoría se dedica a la agricultura y ganadería.

Salcedo sostuvo que una de las causas de la pobreza en el sector rural es la venta de productos agrícolas sin valor agregado, los cuales son pagados a bajos precios por comerciantes intermediarios.

Así, por ejemplo, los gremios maiceros de Los Ríos que ya cuentan con centros de acopio para secar y limpiar el grano (fotografía superior), con un poco de ayuda y capacitación pueden elaborar balanceado y darle valor agregado al cereal, lo cual significaría mejores ganancias para ellos. De igual forma los productores de cacao pueden elaborar chocolates y mistela (gráfica inferior) que es una bebida fermentada del producto y así obtener mejor precio por el grano procesado.

Con ese argumento solicitó al Consejo Provincial de Los Ríos que fomente la agroindustria comunitaria en el territorio fluminense, “para que nuestros productos tengan el valor agregado, y que ese beneficio vaya directamente a las comunidades rurales, a fin de que haya un desarrollo efectivo de los sectores campesinos”.

Al igual que otros dirigentes agrícolas de la provincia, Salcedo agradeció a la administración del prefecto, Marco Troya también por impulsar los proyectos productivos, porque ayudan a dinamizar la economía rural en la provincia.

“El Consejo Provincial demuestra una auténtica inclusión al permitir que un montuvio ocupe la silla vacía, creo que esto es democracia plena, esto es participación auténtica del pueblo”, subrayó el dirigente.

“Estamos consciente de nuestra fortaleza: la agricultura, pero mientras no tengamos un proceso de agroindustrialización no podremos obtener mejores ingresos”, coincidió el prefecto Troya. Por ello dispuso a las áreas de Desarrollo Productivo y Produríos Empresa Pública del Gobierno Provincial acoger las sugerencias del dirigente.

Uno de los objetivos de la Prefectura es trabajar en la agregación de valor a la producción agropecuaria, con ese fin busca apoyo gubernamental. Además considera que se puede fomentar el agroturismo en la provincia, un potencial que no ha sido aprovechado.

El Prefecto también exhortó a los agricultores a agremiarse, para que puedan obtener mejores beneficios en forma asociativa, desde la Prefectura y otras instancias gubernamentales.

 

 

UNIDAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA PREFECTURA DE LOS RÍOS

El prefecto de Los Ríos, Marco Troya, y el gerente general BanEcuador BP, Ricardo Zurita, suscribieron un convenio de cooperación institucional, en el cantón Ventanas, para fortalecer las actividades agroproductivas de las asociaciones de pequeños campesinos fluminenses.

Al acto, realizado en el recinto Aguas Frías, asistieron centenas de agricultores que se dedican al cultivo de maíz, cacao, gandul, entre otros. También estuvieron la asambleísta Marcia Arregui; y el gerente de BanEcuador Ventanas, Willy Aguirre.

De esta manera empieza a concretarse el acuerdo que venían programando el Gobierno Provincial y la Banca Pública, a favor del sector agroproductivo de la provincia.

“El propósito de este acuerdo es apoyar a las asociaciones campesinas en: asistencia técnica, transferencia de tecnología, apoyo a la comercialización y financiamiento de proyectos productivos, para que mejoren su productividad”, informó el Prefecto.

Con un mejor rendimiento productivo y una comercialización asociativa de sus productos, los gremios agrícolas podrán obtener mejores ingresos económicos y mejorar condiciones de vida, añadió.

Durante su intervención (fotografía) el Prefecto defendió las políticas públicas implementadas por el Gobierno Nacional a favor del sector agropecuario de la provincia y el país. El beneficio ha ido desde los créditos blandos hasta la comercialización de las cosechas, enfatizó. 

La banca pública y la Prefectura han venido identificando cómo apoyar a las diferentes asociaciones de productores. “Ese apoyo va traducido precisamente en productos y servicios financieros que es el rol de BanEcuador”, dijo el gerente del ente crediticio.

A su vez la Prefectura hará el acompañamiento a los gremios con asistencia técnica, capacitación y apoyo en el proceso de comercialización directo a la empresa privada. “Esa alianza público-privada significa desarrollo sostenible”, añadió Zurita.

En el evento, BanEcuador hizo la entrega simbólica de préstamos a productores para cultivos de cacao, maíz, comercialización de insumos agrícolas, entre otros, que en total sumaron más de USD 85.000.

 

 

UNIDAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA PREFECTURA DE LOS RÍOS

Cuatrocientos noventa niñas y niños, de entre uno y tres años de edad, provenientes de familias de escasos recursos económicos asisten a 12 Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV) en Quevedo, Buena Fe y Ventanas, en el norte de la provincia de Los Ríos.

Estos CIBV funcionan en sectores populares, previo acuerdo entre el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y el Gobierno Provincial de Los Ríos, presidido por el prefecto Marco Troya. Este proyecto denominado: ‘Alcanzando nuestros sueños’ tiene una vigencia anual de enero a diciembre.

Gracias al acuerdo con el MIES hemos incrementado la cobertura en la zona norte de la provincia, informó la directora del Departamento de Desarrollo Social de la Prefectura, Tania Coello. “Actualmente contamos con 12 CIBV en Quevedo, Buena Fe y Ventanas, desde principios de año. En la zona sur también tenemos otros centros infantiles en Baba y Babahoyo”.

El objetivo de los CIBV, añadió la funcionaria, es ejecutar servicios de calidad para la atención al ciclo de vida de la niñez de uno a tres años de edad, con enfoque en la población en situación de pobreza, extrema pobreza y vulnerabilidad de sus derechos, y en el proceso educativo de calidad, equidad de género e inclusión.

Esta tarea es ejecutada por educadoras debidamente capacitadas, que brindan a la niñez una educación eficaz, para lograr un desarrollo infantil integral, conocido como infancia plena. Los CIBV atienden de lunes a viernes, de 08:00 a 16:00.

El prefecto Troya destacó que su administración no solo construye carreteras, puentes, obras de protección en zonas de riesgo, proyectos productivos, sino que también prioriza el desarrollo humano en la provincia de Los Ríos.

La niñez que asiste a los CIBV recibe una educación inicial, que después le facilita ingresar al primer año de básica en los centros educativos del Ministerio de Educación, añadió.

Toda la atención en salud, nutrición y estimulación temprana, al igual que otras actividades, se realizan de acuerdo con una normativa técnica que transfiere el MIES a las educadoras, para que las pongan en práctica con la niñez.

 

 

UNIDAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA PREFECTURA DE LOS RÍOS

Página 1 de 75

Go to top