Desde ahora en adelante, los bomberos podrán enfrentar a otros de sus frecuentes “enemigos”. Se trata de los ataques de enjambres de abejas en los centros poblados con los cuales deben lidiar ante el llamado de la ciudadanía.

El año anterior se registraron más de 40 casos de emergencias en la provincia, debido a la presencia de los insectos himenópteros en los caseríos. Eso provocó serios malestares a los hombres de la “Casaca Roja”, que sufrieron fuertes picaduras.

Desde ahora en adelante podrán capturar y manejar los enjambres con vestimenta adecuada y equipos apropiados. Para eso fueron capacitados por técnicos apícolas de la Prefectura de Los Ríos. “Las abejas pueden ser muy peligrosas; hay que saber controlarlas”, explicó el apícola César Mendoza, quien estuvo a cargo de las charlas a los bomberos.

Este jueves el prefecto Marco Troya entregó diversos materiales de apicultura a las unidades bomberiles de Quevedo, Valencia, Mocache, Quinsaloma y Buena Fe, como: bases, cajas, marcos móviles, entre tapa, trampa para reinas. Estos materiales sirven para capturar a las abajas y trasladarlas a lugares seguros.

Además, entregó a los bomberos: trajes,  velos, chompa, guantes y ahumadores para que se protejan de las picaduras de los insectos mientras los capturan.

Este es un programa apoyo que se está haciendo en toda la provincia. Creemos que la Prefectura debe fortalecer estas actividades para que las entidades de socorro y todos estemos preparados para actuar a tiempo, dijo el líder provincial.

En Babahoyo ya se le entregó a la Policía Ambiental estas indumentarias y materiales para atender estos casos de emergencias. “Esperamos seguir capacitando y dotando del material necesario a todos los cantones de la provincia”, expresó el Prefecto.

De su parte, Ulbio Noriega Avilés, jefe del grupo de bomberos de Mocache, a nombre de las entidades beneficiadas, agradeció al prefecto Troya por atender estas necesidades que parecen irrelevantes, pero que son importantes al momento de enfrentar estos casos de emergencias. “Hay mucho problema por la desforestación que existe en el campo y por esta razón las abejas se ven obligadas a migrar a los sectores poblados”, opinó Noriega.

El delegado del Cuerpo Bombero de Quevedo, Tcrnl. Juan Macías felicitó la iniciativa del Gobierno Provincial y señaló que antes manejaban empíricamente el tema de las abejas, en ocasiones las ahuyentaban con humo, agua, pero “ahora estamos preparados, sabemos cómo actuar en estas emergencias y que las abejas son amigables y contribuyen a la diversidad del medio ambiente”, puntualizó.

 

 

UNIDAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA PREFECTURA DE LOS RÍOS

Go to top