Don Carlos Olaya entona su guitarra y canta a dúo con su amigo Juan Manzo, en el Centro Gerontológico Diurno del cantón Valencia (fotografía superior). Con música ranchera, pasillos, valses, entre otros géneros musicales, ambos personajes animan el ambiente en este local que acoge a los adultos mayores de la localidad.

Allí, hombres y mujeres de la tercera edad comparten alegría y momentos inolvidables en la plenitud de su vida. El centro funciona debido a un convenio entre el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), la Prefectura de Los Ríos y la Municipalidad de Valencia.

Este es uno de los ejes de trabajo en el ámbito social que interviene la Prefectura de Los Ríos mediante convenio, dijo la directora de Desarrollo Social del Gobierno Provincial, Tania Coello. “El centro gerontológico de Valencia tiene una cobertura de 80 adultos, a quienes se les brinda atención integral”.

Paúl Ortiz, asistente técnico del centro detalló que trabajan en la rehabilitación de adultos mayores, desarrollando su motricidad, la parte sicológica, actividades de fisioterapia, emocionales, control médico, entre otras. “Cubrimos una serie de actividades que están plasmadas en la norma técnica del adulto mayor”.

El horario de atención de lunes a viernes es de 08:00 hasta las 15:00. Allí los adultos mayores reciben desayuno, almuerzo y dos refrigerios. Ortiz destaca en ellos la energía para realizar las diversas actividades lúdicas, manualidades y demás ejercicios (gráfica inferior).

“Siempre buscamos cumplir con lo que manda la Constitución, el Buen Vivir, y que los adultos mayores se sientan satisfechos en los últimos años de vida”, agregó.

Eso lo confirma don Juan Manzo. “Aquí nos tratan bien, la verdad es que estamos contentos por la forma en que nos atienden; agradecemos a las instituciones y autoridades que se acuerdan de nosotros”.

Su amigo Olaya afirma: “Mi familia está aquí, en el centro gerontológico. Gracias a Dios y al Gobierno Nacional, la Prefectura y la Alcaldía, por esta atención que nos brindan”.

El anhela que le salga el bono de desarrollo humano para arreglar su dentadura. Aunque cree que no le dan la ayuda económica porque al sacar su cédula se registró como cantante, “pero yo no cobro por cantar”, concluye.

 

 

UNIDAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA PREFECTURA DE LOS RÍOS

Go to top